La obra de ampliación de la Planta Potabilizadora es de una enorme importancia y necesidad imperiosa para los ciudadanos de Alta Gracia. La actual planta data del año 1940, en donde la población de la ciudad era de 10.000 habitantes.

Los trabajos comenzaron en mayo de 2018 y su finalización está prevista para enero del año que viene. Entre las tareas llevadas adelante figura la creación de tres nuevas cisternas de almacenamiento que se incorporarán a la ya existentes. “En este momento tenemos capacidad de almacenamiento para un millón de litros. Con la ampliación esa capacidad se quintuplicará”, explicó Nelson Mármol, uno de los ingenieros de la obra.

Los trabajos están pensados para para cubrir las necesidades de requerimiento de agua a 30 años, contemplando que la población de Alta Gracia específicamente puede llegar a crecer en un 40%.

La obra supone además, la ampliación de la capacidad de tratamiento de la planta, la actualización de la tecnología de tratamiento, un nuevo sistema de bombeo – ubicado camino a Valle Alegre –  y la construcción de nuevos filtros rápidos. Además las localidades de  Villa del Prado y Valle Alegre, tendrán su servicio de forma exclusiva.