Las fuertes lluvias caídas en las últimas horas han causado una crecida de cinco metros del río Anizacate, en la zona de Toma, generando importantes inconvenientes. Frente a la posibilidad de nuevas crecidas, el Servicio se verá interrumpido hasta nuevo aviso. Gracias a las obras realizadas de manera conjunta por la Municipalidad y la COSAG, se podrá trabajar y reestablecer el servicio en el menor tiempo posible.

Se solicita a la población cuidar el agua que tengan almacenada en los respectivos tanques domiciliarios.

Se agradece su colaboración.