Tienes tres vencimientos por mes para poder abonar tus facturas. Aprovecha esos vencimientos para no pagar intereses.